AudiBook

Estilos

Estilos de… Audífonos: Por Lugar de Colocación

Detrás de la Oreja

 

Retroauriculares (“Behind-the-Ear”; BTE, por sus siglas en inglés): audífonos convencionales que consisten en un estuche de plástico que se usa detrás de la oreja y se conecta a un molde auditivo, el cual se coloca dentro del oído externo.  Los componentes  electrónicos están insertados en el estuche detrás del oído.  El sonido viaja desde el audífono hacia dentro del oído a través del molde auditivo.  Generalmente, son utilizados por personas de todas las edades para pérdidas auditivas de leves hasta profundas. 

 

 

De Adaptación Abierta (“Open-Fit”): es un nuevo tipo de audífono retroauricular, cuyo tamaño pequeño permite que se coloque por completo detrás de la oreja, ya que sólo es necesario insertar un tubo fino y estrecho dentro de la oreja.  De tal modo, permite que el canal auditivo se mantenga abierto.  Por este motivo, los audífonos de adaptación abierta son una buena alternativa para personas que sufren de acumulación de cerumen debido a que es menos probable que se dañen por este tipo de sustancia.  Además, hay personas que prefieren este modelo porque al usarlo su voz no suena como “atrapada”.  Sin embargo, este tipo de audífono es apropiado para pérdidas auditivas leves y moderadas, específicamente en sonidos agudos.

 

Intraauricular (“In-the-Ear; ITE, por sus siglas en inglés): se coloca completamente dentro del oído externo y se utiliza mayormente para pérdidas auditivas de leves a severas.  El estuche que contiene los componentes electrónicos está hecho de un plástico duro.  Éste puede adaptarse a otros dispositivos técnicos para la audición, como por ejemplo, la telebobina (“telecoil”), un mecanismo que se utiliza para mejorar el sonido durante las llamadas telefónicas.  Sin embargo, debido a su tamaño reducido puede resultar difícil realizar los ajustes.  Por otro lado, este audífono podría dañarse por el cerumen y secreciones del oído.  Usualmente, no se utilizan para niños dado que los estuches tendrían que ser reemplazados de seguido a medida que la oreja continúe creciendo. 

 

En el Canal Auditivo: debido a que es un audífono pequeño, podría resultar difícil el ajuste y remoción del mismo.  Además, tiene menos espacio disponible para baterías y otros dispositivos adicionales, como la telebobina.  El audífono en el canal no se recomienda para niños pequeños o para personas con pérdidas auditivas de severas a profundas, ya que su tamaño reducido limita su poder y volumen.  Está disponible en dos (2) estilos, los cuales se utilizan para pérdidas auditivas de leves a moderadas. 

 

Intracanal (“In-the-Canal”; ITC, por sus siglas en inglés): está fabricado para ajustarse al tamaño y forma del canal auditivo del individuo.

 

Completamente dentro del canal (“Completely In-the-Canal”; CIC, por sus siglas en inglés): está casi escondido dentro del canal auditivo del individuo.

 

Estos son los diferentes estilos de audifonos y sus respectivas representaciones de colocación y visibilidad.

Estos son los diferentes estilos de audífonos y sus respectivas representaciones de colocación y visibilidad. http://www.hearingyourbest.com/audiologists/images/hearing_devices/HearingAidStyles.gif

 

 

 

 

 

 

 Otros Tipos de… Audífonos

 

Audífono Corporal: generalmente, se utiliza cuando existe una pérdida de la audición profunda o cuando los otros tipos de audífonos no se adaptan. Está unido a un cinturón o bolsillo y se conecta al oído mediante un cable.  Su tamaño permite una variedad más extensa de controles y ajustes. 

 

Audífono de Conducción Ósea: este tipo de audífono contiene una banda o diadema con un vibrador óseo.  Éste se coloca en la cabeza y a través de la vibración del cráneo, el individuo puede escuchar.  Por tanto, es efectivo en casos de personas que no tienen orejas o que no tienen canal auditivo.  También, se recomiendan para personas que presentan una supuración crónica del oído. 

//www.treachercollins.org/pictures/hearingaid1.jpg

Este es un ejemplo de un audífono de conducción ósea. http://www.treachercollins.org/pictures/hearingaid1.jpg

 

 

 

 

Aparatos Implantables

 

Implante Coclear: arreglo de dispositivos electrónicos implantados quirúrgicamente, los cuales permiten convertir el sonido en impulsos eléctricos y transmitirlo directamente a través de electrodos, colocados dentro de la cóclea (órgano de la audición situado en el oído interno) del individuo, para estimular el nervio auditivo.  Puede proveer una audición útil y una mejor comunicación para niños y adultos con pérdidas auditivas de severas a profundas. 

 

 

 

 Audífono Anclado al Hueso (“Bone-Anchored Hearing Aid”; BAHA, por sus siglas en inglés): utiliza el mismo principio del audífono de conducción ósea; se estimula el cráneo a través de la combinación de un procesador de sonido con una pieza de titanio implantada detrás de la oreja.  La cirugía se considera una menor.  Este tipo de audífono se utiliza con personas que padecen de infecciones de oído recurrentes, pérdida congénita (presente al momento del nacimiento) por alguna malformación craneofacial o diagnóstico de sordera en un oído.

//www.hei.org/education/health/baha1.gif

Este es un ejemplo de un audífono de conducción ósea implantable. http://www.hei.org/education/health/baha1.gif

 

 

Referencia:

Katz, J. (Ed.) (2002). Handbook of clinical audiology (5th ed.).   Philadephia: Lippincott Williams & Wilkins

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Advertisements
%d bloggers like this: